Categorías
Materiales

Paneles acusticos DIY caseros: Cómo hacer el tuyo

Vivimos en un mundo donde la contaminación acústica se está apoderando de nuestro día a día. Y, las repercusiones de esto son mucho mayores de lo que pensamos. Ser constantemente bombardeado por el ruido tiene efectos adversos en nuestra audición. Pero, esta es la menor de nuestras preocupaciones. Otras adversidades para la salud que se derivan de la contaminación acústica son los elevados niveles de estrés, la disminución de la productividad, un derrame cerebral y el aumento de la presión arterial alta.

Sin embargo, para cada problema hay una solución viable. En este caso, es una simple tecnología de absorción de sonido conocida como paneles acústicos. Aumentan la calidad del sonido mientras erradican el ruido, los ecos y las reverberaciones. A su vez, esto mejora la calidad general de tu vida.

Para ello, exploremos un simple proceso paso a paso de cómo construir paneles de sonido efectivos de principio a fin.

¿Cómo funcionan los paneles acústicos?

Siendo una bestia en la absorción del sonido, los paneles acústicos salvan nuestros oídos (y nervios) del ruido cotidiano que nos bombardea. Esto es cortesía del material suave y esponjoso del que están hechos. Atrapa el ruido en sus hilos, impidiendo así que rebote en él, como sería el caso de las superficies planas y rígidas. A su vez, esto erradica los ecos y reverberaciones, haciendo que la habitación sea notablemente más silenciosa.

Sin embargo, es vital tener en cuenta que los paneles de sonido no insonorizan la habitación en la que se instalan. En su lugar, elevan la acústica de la misma.

Las herramientas del comercio

El montaje de todas las herramientas que necesitas para tus paneles de sonido de bricolaje no sólo ahorra tiempo sino que también hace el proceso más fácil y rápido. Así que, esto es lo que necesitarás.

  • Sierra de mano
  • Taladro eléctrico
  • Cinta métrica y lápiz artesanal
  • Pistola de grapas y grapas
  • Cuchillo de trinchar

Paneles acusticos DIY: El proceso paso a paso

Ahora que estás armado con las herramientas necesarias, tienes el trabajo hecho a tu medida. Así que vamos a profundizar en el proceso paso a paso de hacer paneles de sonido DIY de primera clase.

Paso 1: Construir el marco del panel

Implica medir sus tablas y luego cortarlas en las dimensiones ideales. Por lo tanto, cada tabla de 8 pies debe ser cortada en trozos iguales de 24 pulgadas y 49-3/8 pulgadas. Cuando hagamos los cálculos, tendremos 12 aparadores junto con 12 tablas superiores que colectivamente forman marcos de seis paneles.

Una vez que se ha quitado el proceso de corte, es hora de colocar los paneles y forrar el panel de aislamiento en el interior. Luego, con un lápiz, marca los puntos en los que atornillarás el marco para fijar el núcleo de aislamiento.

Al perforar, asegúrate de que los agujeros sean ligeramente más pequeños que los tornillos que usarás. Al hacerlo, se mantiene todo en su lugar, evitando así que las tablas se aflojen o se rompan.

Ahora, completamos el rompecabezas. Esto implica rociar adhesivo a lo largo de los bordes exteriores de su panel de aislamiento. Luego, dejamos que se asiente perfectamente en el marco y le damos 24 horas para que se enfríe.

Paso 2: Preparar la tela para los paneles

Aquí está la oportunidad de hacer fluir tus jugos creativos porque puedes transformar los paneles de aspecto desagradable en hermosas obras de arte. Pero, no te dejes llevar. Recuerda, el objetivo de estos paneles es la absorción del sonido. Por lo tanto, querrás conformarte con telas que no reflejen el sonido y lo absorban en su lugar.

Para probar esto, sostenga el tejido seleccionado contra su boca y sople en él. Si sientes la resistencia y la presión, entonces puedes tirarlo al cubo de basura porque no hará el trabajo.

Por lo tanto, algunos ejemplos de materiales reflectantes del sonido de los que quieres alejarte son el cuero, las telas acrílicas y el vinilo. Y, las telas ideales que deberías buscar son la espuma acústica, la lana de vidrio o la lana mineral, entre otras.

Paso 3: Cuelgue los paneles

No hay ninguna fórmula aquí. Simplemente los cuelgas en la pared como lo harías con cualquier marco de pared. Especialmente si has inyectado un poco de creatividad y has hecho que tus paneles parezcan obras de arte. Sin embargo, para obtener resultados óptimos, deja un espacio de dos pulgadas entre los paneles.

Además, asegúrese de que los paneles estén colgados firmemente en su lugar con colgadores de alta resistencia para evitar que se caigan de la pared. Coloca estos colgadores a ambos lados del marco y el espacio preciso desde su borde.

Los beneficios de los paneles de sonido DIY

1. Fácil instalación y mantenimiento

Puedes dar un gran suspiro de alivio porque el proceso de creación de los paneles de sonido DIY no requerirá tu sangre, sudor y lágrimas. El proceso de instalación es bastante sencillo y no requiere mucho esfuerzo.

En cuanto al mantenimiento, estos paneles de sonido no requieren mucho. Jabón genérico y agua o un limpiador de alfombras servirá para limpiar y deshacerse de las manchas más difíciles.

2. Flexibilidad

Los paneles de sonido vienen en una gran cantidad de telas, grosores y colores que pueden alegrar el día de cualquiera. Esto le da rienda suelta para mezclarlos con el diseño interior de la habitación, mejorando así la belleza del espacio.

3. Aumento de la confidencialidad

La instalación de paneles de sonido en su casa u oficina aumenta la confidencialidad. Esto es porque estos paneles son una bestia en la absorción del sonido. Así que atrapan los sonidos y evitan que sean escuchados fuera de la habitación, mejorando así la privacidad.

4. Disminución del estrés

Los paneles de sonido disminuyen el volumen del ruido. A su vez, esto reduce el estrés que provocan los sonidos no deseados.

5. Portátiles

Los paneles de sonido se pueden mover fácilmente de un lugar o habitación a otra, lo que aumenta la comodidad. Así que, cuando surge la necesidad de moverlos, fácilmente se utiliza un soporte para sostenerlos y bajarlos como se desee.

6. Aumento de la productividad

Los espacios de trabajo con paneles de sonido instalados elevan los niveles de productividad porque bloquean el ruido excesivo. Esto aumenta la concentración como resultado de que la sala es más silenciosa.

Disfruta de los frutos de tu trabajo

Los paneles de sonido DIY son una forma barata de mejorar la calidad de tu casa. Además, el proceso no consume tiempo. Por lo tanto, puede ser un divertido proyecto de fin de semana mientras adquieres más conocimientos sobre la absorción del sonido. Una vez que los paneles estén colocados, puedes relajarte y disfrutar de los frutos de tu trabajo.  Te sentirás como si estuvieras en una habitación completamente diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *